Antes que en la cadena de suministro, la tecnología RFID se utilizó para la localización de seres vivos que se mueven por el ecosistema. Una asociación norteamericana lleva desde 1986 utilizando la tecnología para el seguimiento del modelo de migración de salmones a través de la inmensa y compleja red de 400 diques y vías fluviales de la cuenca del río Columbia.

Tras la construcción de diques en el río Columbia, muchos fueron los que levantaron la voz de alarma acerca del futuro del salmón, una especie muy preciada por las poblaciones afectadas. La Bonneville Power Administration inició después una tarea para contar la cantidad de unidades de salmón que existían en el río, y más teniendo en cuenta que 14 de sus sub-especies estaban clasificadas como en vías de extinción.

La BPA, una organización sin ánimo de lucro que lucha para recuperar la cuenca del río Columbia, lleva utilizando la RFID para el rastreo y localización de salmones desde los años 80. Desde entonces, han introducido tags RFID a dos millones de salmones al año. Las etiquetas pueden transmitir 64 bits de información cuando se activan por los lectores de paso de los peces. Al tener cada salmón una ID única, los biólogos de BPA pueden recoger información detallada acerca de cada unidad.

Por admin