Expertos mexicanos consideran que el bajo nivel de adopción de RFID en México se debe a los altos costos de la tecnología en comparación con otras, como el código de barras. Así, las etiquetas de RFID cuestan entre 0.30 y 0.40 dólares, mientras que el código de barras no representa un gasto adicional en tanto que se imprime en la etiqueta.

Margarito León, ejecutivo de ventas de Dominio Printing México, empresa proveedora de tecnología para codificación de productos, comentó que para masificar la adopción de una nueva tecnología, ésta tiene que reunir tres características: rentabilidad, eficiencia y tener bajo impacto ambiental.
 
Si bien la tecnología RFID es eficiente, aún no es rentable y por eso sólo cinco empresas en México identifican sus productos con etiquetas RFID. 

Por admin