Tras seis años de haber ganado la Copa Stanley, el equipo de hockey sobre hielo Tampa Bay Lightning detectó una caída en las asistencias a sus juegos en casa, en parte debido a la recesión económica y a problemas de gestión del propio equipo. Esta temporada, sin embargo, la empresa ha desplegado un programa de lealtad basado en etiquetas RFID pasivas para sus seguidores, con lo cual, se duplicó el número de clientes en sólo un año. La solución, que utiliza tags pasivos 13.56 MHz, son adheridos a los jerseys usados por los fans. También ayudó a que se desplegara una concesión de stands y tiendas que permiten que los usuarios reciban descuentos cada vez que compran comida, bebidas o souvenirs.

Para leer la noticia completa en inglés siga este enlace

 

Por admin