Después de una serie de gobiernos de dictadura, Panamá se decidió a modernizar su sistema electoral con el objetivo de proporcionar una correcta identificación de los votantes, de los no residentes y de los menores de edad. Así las cosas, el Tribunal Electoral exigió que los ciudadanos se registren para obtener su tarjeta de identificación al cumplir los 18 años.

En enero de 1999 el Tribunal Electoral de Panamá incorporó la solución BioEngine de Identix con tecnología de reconocimiento de huella dactilar en busca de lograr una reducción del fraude y asegurar la integridad del proceso electoral. En este artículo se brindan más detalles del caso.

Acceda al Case study completo a través del archivo adjunto.

Por admin