La revista Security Systems News asegura que la vigilancia remota anteriormente usada para proteger importantes activos como bancos o plantas químicas, ahora es común verlas en acción hasta en las calles de cualquier ciudad para efectos de vigilancia y orden público.

El gobierno de la ciudad de Dallas en Texas, decidió colocar video cámaras que fueron distribuidas por distintos puntos clave de la ciudad. Estas cámaras cuentan con sensores de microondas que permiten ser manipuladas desde un centro maestro de operaciones; desde ahí los responsables del orden pueden enfocar, grabar y tomar acciones inmediatas para combatir el crimen o bien prestar ayuda. Otra ciudad que implementó el sistema de monitoreo y vigilancia fue Baltimore para proteger a los ciudadanos contra las intempestivas tormentas de nieve que azotan a esta población.

Acceda al Artículo a través del archivo adjunto.

Por admin