El banco británico Royal Bank of Scotland ha empezado a probar, esta semana, tarjetas de crédito monedero equipadas con tecnología RFID para reducir colas a la hora de pagar pequeñas cantidades en tiendas.

El banco está trabajando con MasterCard para probar el sistema de pago sin contacto en sus oficinas centrales en Edimburgo. Un tercio de sus 3.000 empleados allí han recibido las tarjetas, que les permiten pagar para bienes que tengan un precio inferior a 10 libras.

Antenas microscópicas ubicadas en las tarjetas permitirán a los empleados pagar por los bienes acercando la tarjeta Maestro al lector, de la misma forma que los pasajeros del transporte público londinense utilizan la llamada Oyster Card para acceder al metro o bus.

8 tiendas retail, incluyendo Starbucks, Tesco, una cantina o una peluquería, están participando en el piloto y cuentan entre sus sistemas con lectores RFID. “Para los clientes, acelera las transacciones y les supone no tener que llevar los bolsillos llenos de cash”, ha explicado un portavoz de RBS. “Para los minoristas, les ahorra tiempo ya que no tienen que estar contando dinero ni llevarlo luego al banco”.

Las tarjetas tendrán la misma funcionalidad que otras tarjetas “chip-and-PIN” Maestro, con lo que pueden utilizarse en cualquier otro punto del país de la manera tradicional.

Enlaces relacionados:

Royal Bank of Scotland

MasterCard

Por admin