Serge Blanco, compañía francesa diseñadora de ropa deportiva de lujo y vendedor minorista, ha ampliado el sistema RFID incoporado en 2009 probando ahora las etiquetas RFID en el sector minorista para realizar el seguimiento de inventario en una de sus tiendas.

Si el piloto va bien, la empresa tiene intención de dotar a sus otras tiendas al por menor con lectores RFID de mano, para realizar el seguimiento de los productos a medida que se reciben y se trasladan a los estantes de venta. Además, también planean instalar portales fijos de lectura en vestuarios y salidas. En primera instancia el sistema se prueba en la tienda de Toulon, Francia, que está utilizando lectores RFID y software de Tagsys.

Por admin