Las fuerzas armadas australianas (ADF) están extendiendo el uso de etiquetas RFID, a raíz del éxito de diversos proyectos piloto, a más de 24 localizaciones en todo el mundo. Un portavoz de ADF afirmó que planean investigar otros posibles usos de una tecnología que la división logística de las fuerzas armadas lleva utilizando años para monitorizar pallets.

La organización de material de defensa (DMO) es el proveedor logístico de todas las fuerzas armadas australianas y maneja, con la ayuda de la RFID, un inventario valorado en 4 billones de dólares que incluye 2.5 billones de dólares en munición y explosivos. Este departamento expandirá el uso de etiquetas RFID para facilitar el control eficiente y preciso de todas las operaciones logísticas.

Para más información acerca de esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin