Las variaciones de temperatura diarias o incluso entre horas pueden afectar a la vida en estantería de los productos de Ballantine Produce Company, proveedora de fruta norteamericana con más de 50 años en el mercado. Es por eso que la compañía se planteó convertirse en un “early adopter” de la tecnología RFID para mejorar las relaciones con sus clientes minoristas. Para ello, confió en los sistemas de Manhattan Associates.

De la mano de Manhattan Associates, proveedora de soluciones para la cadena de suministro, la compañía inició una serie de proyectos pilotos RFID con la idea de revolucionar su habilidad para seguir el movimiento de los productos a través de la cadena de suministro. Para llevarse una mejor idea del verdadero valor de la tecnología, la compañía decidió participar de forma preactiva en programas piloto RFID con varios de sus clientes.

Por admin