El mercado europeo de RFID para la manufactura industrial, aeroespacial y de automoción pasará de 23.7 millones de dólares en 2005 a 109.3 millones en el año 2012, según Frost & Sullivan. La consultora cree que las empresas manufactureras necesitan establecer un gran caso práctico de implementación de tecnología RFID y un marco flexible de evaluación del ROI.

En opinión de Frost & Sullivan, las características de la RFID permiten una evolución constante en las aplicaciones orientadas a sectores manufactureros, mientras que la necesidad creciente de identificar equipamiento valioso y otros productos está creando un escenario proclive al uso de tecnología RFID en sectores industriales.

Para leer el artículo completo, pulse aquí.

Por admin