El Instituto Forense Holandés (NFI), una agencia estatal que recoge y evalúa evidencia de las escenas de los crímenes en los Países Bajos, ha implementado un sistema de seguimiento con tecnología RFID para realizar el control y la gestión de más de 100.000 piezas de evidencia que son recolectadas cada año.

Entre los materiales recolectados se encuentran elementos como armas de fuego, cuchillos, cajas de cigarrillos, muestras de cabello y otros elementos que al ser recogidos son puestos en bolsas plásticas y ahora son etiquetados con tags RFID EPC Gen2.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin