Un número creciente de hospitales y proveedores quirúrgicos están empleando etiquetas pasivas de RFID para supervisar el inventario y el uso de dispositivos quirúrgicos implantables, así como para manejar la facturación. Esto incluye kits de reemplazo de rodilla, dispositivos neurológicos, implantes de tejido y otros productos quirúrgicos.

El hospital de Niños Boston anunció su puesta en práctica de un sistema de seguimiento con tecnología RFID móvil para mejorar la gestión y la trazabilidad de su inventario de implantes de tejido y de otros artículos. El sistema, conocido como iRISupply, está compuesto por gabinetes de almacenamiento con interrogadores de RFID de 13.56 MHz que cumplen con la norma ISO 15693. La solución también utiliza etiquetas pasivas de RFID que van pegadas en los artículos y dispositivos relacionados con los implantes y que son guardados en el gabinete, para así registrar cualquier movimiento.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin