U.S. Transportation Security Administration (TSA), el departamento encargado de la seguridad en transportes de EE.UU., ha probado durante dos años con éxito el uso de la tecnología RFID sobre vehículos de mantenimiento que trabajan en las pistas de dos grandes aeropuertos. Su objetivo ha sido construir un sistema de seguridad para prevenir atentados terroristas.

La TSA ha contado con 4.1 millones de dólares para desarrollar dichas pruebas en los aeropuertos de Newark (Nueva York) y Jaxport (Jacksonville, Florida). El objetivo era incorporar un tag a vehículos de mantenimiento que operan en las pistas, como los encargados de la carga y descarga de equipajes, del llenado de los depósitos de gasolina, etc. Además, en Jaxport se han realizado también pruebas de monitorización del equipaje.

I.D. Systems ha sido la empresa que ha suministrado el hardware y software necesario para que desarrollar este sistema RFID basado en Wi-fi, capaz de hacer el seguimiento de 80 vehículos. Cada uno era equipado con un lector de RFID llamado Vehicle Asset Communicator (VAC) y sus distintos operarios llevaban una chapa identificativa (ID) en la que estaba incrustrado un tag de 900 Mhz.

Para seguir los vehículos, cada uno contaba con una unidad GPS vinculada a su VAC, quien mandaba una señal identificativa sobre su localización al sistema central de I.D. Systems, que, a su vez, estaba vinculado a una red de nodos wireless 2,4 GHz LAN desplegada por todo el aeropuerto.

La experiencia ha sido un éxito, sobre todo teniendo en cuenta que los dos aeropuertos elegidos soportan una saturación de tráfico wireless muy alta. En ningún momento, este sistema se anuló o interfirió en otros existentes gracias a la baja potencia de su señal, 1 miliwatio.

Más información:

TSA

I.D. Systems

Por admin