El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de EEUU ha gastado cerca de mil millones de dólares en un nuevo sistema biométrico multimodal para una mejor identificación de criminales. Esta solución fue desarrollada por Lockheed Martin en el Centro de Excelencia Biométrica del propio FBI.

El Next Generation Identification (NGI) system (sistema de Identificación de Última Generación) utiliza la biometría facial, de iris, palmas, cicatrices y de huellas digitales.

Acceda a la noticia completa en castellano haciendo clic aquí.

Por admin