Durante muchos años, la oficina de servicios ambientales del condado de Howard, en Maryland, EEUU, no tenía idea de cómo en los hogares colocaban las botellas, las latas y el papel en los recipientes para la recolección. Pero el condado puso en marcha un programa piloto que incluye el uso de etiquetas RFID GEN 2 EPC, las que son colocadas en los contenedores de reciclaje y funcionan junto con los interrogadores instalados en los camiones. Así las cosas, el condado puede ahora saber quién está reciclando, y quién no.

Una vez que estuvo totalmente implementado el sistema, el condado se propone utilizar los datos para enviar avisos a aquellas personas que no están pudiendo reciclar. «Las misivas educarán a los ciudadanos sobre la importancia del reciclaje», según explicó Alan Wilcom, jefe de la división de reciclaje del condado. El piloto actual involucra el recorrido de un camión y 5000 hogares a los que fueron entregados un contenedor con una etiqueta de RFID. El condado de Howard planea ahora ampliar el programa a unos 72000 hogares y a unos 15 camiones.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin