El personal del Departamento del Sheriff en el Condado de San Diego, California, se ha convertido en el primero en recibir información de inmigración basada en biometría de los reos que supervisan.

El sistema, que es parte del programa de Comunidades Seguras administrado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), funciona verificando las muestras de huellas digitales tomadas de los prisioneros con los registros del Departamento de Seguridad Nacional para chequear si el prisionero tiene algún registro en inmigración.

Por admin