Anteriormente el FBSTIB había probado una solución de código de barras pero no había resultado eficiente ya que para realizar una búsqueda de sangre se debían descongelar paquetes enteros para hacer una lectura de una a una de las bolsas. La nueva solución son RFID facilita el seguimiento de la sangre que termina siendo más rápido, más seguro y menos costoso

 
 

Por admin