El aeropuerto internacional de McCarran gestiona a 70.000 pasajeros y más 460 vuelos por día. Para mejorar la seguridad del aeropuerto así como para brindar un mejor servicio de check-in a los pasajeros se decidió implementar una solución de RFID. Mediante esta tecnología se buscó realizar el seguimiento de los equipajes.

Randall Walker, Director de aviación del aeropuerto internacional de McCarran, afirmó que gracias al uso de RFID «se lograron beneficios para los pasajeros, para el aeropuerto y para las líneas aéreas. Hubo una reducción en la pérdida de equipajes, ya que se aumentó la exactitud en la entrega de equipajes y en el tiempo de realización de esa tarea».

Entre los principales beneficios alcanzados se destacan:

– Mejoras en la seguridad de los pasajeros

– Mejoras en la visibilidad y seguimiento del equipaje

– Reducción de costos operativos

– Mejoras en la atención al cliente

Acceda al Case Study completo en inglés a través del archivo adjunto

Por admin