Varios fabricantes de EEUU están desarrollando planes para incorporar la tecnología NFC a los nuevos teléfonos inteligentes. Con este sistema,los usuarios podrán realizar pagos a través del móvil u otras operaciones con tan sólo un toque en el móvil. Este intercambio de datos no será masivo, al estilo de la tecnología Bluetooth, sino que se destinará a la comunicación entre dispositivos con capacidad de proceso.

Los teléfonos pronto podrán conectarse a otros aparatos e incluso realizar pagos con sólo un toque del móvil. La tecnología que hará esto posible será la Near Field Communications (NFC). Esta opción supone un paso más allá en la identificación sin contacto de radiofrecuencia (RFID), la tecnología que se utiliza en muchos sistemas de tránsito o tarjetas de acceso de seguridad para edificios. El NFC utiliza las mismas ondas de alta frecuencia de radio que el RFID y permite la realización de conexiones a una distancia de hasta unos diez metros.
 

Por admin