Dos compañías francesas, Coronis Systems y Data Health System han combinado sus tecnologías para crear un sistema inalámbrico que puede alertar a trabajadores sanitarios cuando un paciente cae.

El sistema de monitorización, Ynolis, ha sido lanzado tras meses de testeo en el Hospital Universitario de Montpellier y en un Centro de Acción Social de París. Combina brazaletes de detección DHS con la red inalámbrica de Coronis, denominada Wavenis, que opera en bandas de 870 MHz (en Europa) y 915 MHz (en Norteamérica), en ratios de datos de menos de 20 Kbps.

Cada paciente lleva un brazalete con un único ID, asociado con el nombre del paciente en la base de datos. Sensores tridimensionales incrustados en los brazaletes monitorizan y calculan cambios en las dimensiones de los sensores. Si hay un cambio (que puede ser causado por la caída del paciente), el chip inalámbrico del brazalete transmite ese cambio y un único ID asociado con el paciente a un lector o punto de acceso equipado con algoritmos. El lector puede entonces procesar los datos.

“Si el algoritmo detecta una caída porque el cambio es mayor, el lector manda esa información, con el ID del brazalete, a la unidad central”, explica Christophe Dugas, director de marketing estratégico de Coronis. La unidad central, un ordenador que aloja la base de datos de los nombres de los pacientes, relaciona el ID del brazalete con el nombre del paciente, entonces manda una alerta al busca del trabajador sanitario, indicando que el paciente puede tener problemas.

La tecnología Wavenis de Coronis utiliza una batería de muy baja potencia, lo que significa que la batería en los brazaletes Ynolis dura varios meses. “No es Wi-Fi. Si aplicaras Wi-Fi a estos brazaletes, la batería no duraría más de dos horas”, dice Dugas. La compañía está trabajando con EPCglobal y GS1 para definir interfaces de programación de aplicaciones compatibles que permitan a la tecnología trabajar con sistemas RFID basados en estándares.

Enlaces relacionados:

Coronis Systems

Por admin