Investigadores del Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de Sistemas de la Universidad de MONASH han desarrollado un tag RFID que podría ser utilizado como un seguidor de los activos de las bibliotecas. Este sistema RFID sin chip sería una opción asequible y eficaz para las bibliotecas que utilizan un sistema de revisión manual.

Cabe destacar que el sistema RFID sin chip es más barato, más pequeño y más rápido que cualquier otro en el mercado. Las nuevas etiquetas RFID sin chip utilizan «back scatter», la tecnología para reducir los costes mediante la sustitución de los costosos microchip. En tanto, la capacidad de 24 bits de los tags sin chips puede soportar hasta 16 millones de entradas.

Por admin