El etiquetado de latas de Atún, marca StarKist, fue el artículo inicial seleccionado para realizar esta prueba. Este artículo presentaba uno de los peores panoramas para la lectura de etiquetas RFID, ya que el metal y los líquidos interfieren con los lectores de RFID.

Para seleccionar cuál sería la mejor resolución, se investigó sobre las tecnologías RFID y luego se monto un laboratorio de prueba en donde se pudiesen probar diversas combinaciones de colocación de las etiquetas.

Finalmente se determinó que el mejor lugar para la colocación eran los espacios entre las latas de atún, y se seleccionó la impresora de Paxar, modelo Monarch 9855 RFID printer.

Acceda al Case study completo en inglés a través del archivo adjunto.

Por admin