La Doctora Bárbara Sánchez Rinza, Profesora Investigadora de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP, indicó que en trabajos de tesis de licenciatura y maestría de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación, se han realizado proyectos para emplear RFID con el afán de explotarla y utilizarla para cubrir determinadas necesidades.

Un caso concreto es haberlo introducido en una mascota, para poder rastrearla en caso de extravío, ya que «contiene su nombre, edad, enfermedades, alergias y otros aspectos, al igual que la información básica de su dueño». Asimismo, continúo, se ha planteado utilizarla en un inventario de material y en archivos clínicos, en éste último «el médico puede estar monitoreando la información y salud del paciente a través de una base de datos en la Web». En caso de que la persona viajara a otro país o estado, el expediente podría consultarse sin ningún inconveniente.

La investigadora señaló que una aplicación directa en la Universidad sería en la Dirección de Administración Escolar (DAE), «en lugar de tener archivos impresos con la información escolar del alumno, podrían sustituirse éstos por las credenciales que contendrían todos estos datos».
 

Por admin