La compañía salmantina de de I+D+i Conetate creó una aplicación, integrando tecnologías como RFID y NFC, capaz de controlar múltiples aspectos de una empresa. La combinación de este tipo de sistemas da como resultado la posibilidad de contar con una oficina inteligente que controla y facilita múltiples procesos. Lo que Conetate ofrece es la posibilidad de integrar todas estas posibilidades en un software que se puede manejar desde el ordenador o desde un móvil y que resulta de la combinación entre electrónica e informática.

El sistema es adaptable a las circunstancias de cada lugar y de cada empresa. Por ejemplo si se trata de una industria de grandes proporciones, se podrían controlar ciertas máquinas desde un teléfono móvil gracias a la tecnología NFC. 

Asimismo, en oficinas la seguridad estaría garantizada gracias a tarjetas para entrar y salir con identificadores únicos. Esta opción estaría basada, en este caso, en la tecnología RFID, que se puede incorporar en tarjetas y que permite el control de la presencia de empleados. 

Por admin