Para sacarle el máximo jugo a la RFID, es crucial centrarse en procesos de negocio concretos. Desde Forrester se han fijado que en el de “order-to-cash” (de pedido a caja), los beneficios en la captura de datos mediante esta tecnología son evidentes. En el siguiente estudio se explican los motivos.

¿Cuáles son los principales beneficios de la RFID en ese proceso? Captura de pedidos, envíos, facturación y recibos. Pero las mejoras exponenciales están limitadas por las rutas de pedido y por los suministros. Según el estudio de Forrester, afrontando estas dos cuestiones básicas, aquellos que implementen la RFID pueden realizar análisis similares en multitud de procesos de negocio. Más detalles en el documento adjunto.

Por admin