El uso del tatuaje electrónico en la esfera militar consistiría en la recepción y el análisis de los datos biométricos, lo que ayudará a saber la situación y el estado físico del soldado que lo lleva. Los investigadores opinan que los dispositivos más avanzados facilitarían el control de los soldados y la transmisión de las órdenes directamente al cerebro.

Por admin