Este caso de estudio publicado en el medio norteamericano RFID Journal, explica el test realizado por Boeing y FEDEC para buscar la aprobación de la FAA (Federal Aviation Administration) para colocar tags RFID UHF activas en partes de aviones.

Este permiso es importante porque sin él, la compañía transportista sería responsable si el material de un avión no funcionara correctamente debido a las interferencias de los tags activos. El test se realizó mediante 50 etiquetas UHF de Identec, y según las compañías, el avión seleccionado para la prueba, un MD-10 de carga, era el primero no militar en volar incorporando tags RFID UHF.

Por admin