El nuevo sistema posibilitará que los investigadores y analistas de laboratorio automaticen el seguimiento de los expedientes de casos y la evidencia forense, con el fin de proporcionar un registro preciso sobre la ubicación de cada objeto, así cómo dónde ha estado y quiénes lo han estado manipulando a través de todo el proceso forense. Puede tratarse de un expediente o de una evidencia física, como por ejemplo un arma, para lo cual el sistema crea y mantiene un manifiesto electrónico del movimiento de una muestra desde la escena del crimen hasta el proceso de pruebas y almacenamiento de la misma.

 

Por admin