Una de las mejores formas de obtener un ROI (Retorno de la Inversión) rápido y seguro es mediante la identificación de contenedores. Para esto, es necesario contar con tags robustos y a la vez económicos. Con este objetivo, aparecieron los BlueTag Slim, unos tags encapsulados de diseño extrafino (4-8mm de grosor), ideales para integrar en cajas, cubetas, palets, y todo tipo de contenedores; y con un reducido coste comparados con otros tags encapsulados.

Estos tags pueden además ser incrustados de forma semi-automática en los contenedores, de forma que se facilita la puesta en marcha inicial del sistema, en ocasiones una de las fases más costosas de los proyectos de identificación. Asimismo, los BlueTag Slim, disponibles también en versión on-Metal, pueden también utilizarse para identificar de forma permanente cualquier otro tipo de elemento que requiera un tag económico de elevada robustez.

Por admin