Según un artículo de TMCnet, la biometría de voz es cada vez más útil para diversas compañías e instituciones que necesitan una verificación segura de identidad a través del teléfono, como es el caso de los centros de atención de llamadas en los bancos. Pero cabe destacar que dicha tecnología demuestra asimismo su utilidad en otras aplicaciones, por ejemplo en lugares en que no es posible aplicar modalidades biométricas tradicionales, como la de huellas digitales.

Tomando un caso como ejemplo, en la minería las huellas tendrían demasiada suciedad para un sistema así y sin embargo la voz resulta perfectamente legible.
 
Este mismo razonamiento conduce a que otras industrias hayan seleccionado la tecnología de voz para los lugares en que se requiere un sistema seguro y factible para el control lógico de acceso, seguridad de sitios web y prestaciones de quioscos. 

Por admin