En Australia se ha comenzado a ordenar que todos los depósitos de materiales reciclables tengan etiquetas RFID para que se pueda registrar cuando son vaciados.

Los consejos australianos tiene que pagar actualmente por la recogida de todos los depósitos, ya sean vaciados o no, por lo que pierden una gran cantidad de dinero por cada depósito que se deja en el garaje en día de la recogida. Con los depósitos con etiquetas RFID, creados por Mastec, los consejos pueden mantener el control de cuáles han sido vaciados, y pagar solamente por los que recibieron servicio.

Por admin