Andrew Milner, presidente de servicios tecnológicos de L7 Solutions, compañía australiana especializada en soluciones IT, pasó tres meses diseñando una mesa de póker con lectores RFID y clasificando individualmente sus cartas con etiquetas flexibles, en un esfuerzo que le significó unos 7’000 dólares australianos y gracias al cual ahora puede transmitir sus juegos en vídeo de alta definición por Internet o en los televisores de su casa.

Milner, quien se hiciera acreedor a un premio por un sistema de rastreo RFID de licores, prepara una segunda versión de la mesa.

Para leer la noticia completa dé clic aquí

Por admin