El ensamblaje final del nuevo Airbus A-380 se está llevando a cabo en las sedes del consorcio europeo en Toulouse y Hamburgo. En este último emplazamiento, decidieron llevar a cabo una prueba piloto con la tecnología RFID de Siemens Business Services para comprobar su capacidad a la hora de hacer frente a los enormes retos logísticos que supone encajar todas las piezas del avión del avión de pasajeros más grande jamás construido.

Airbus necesita confiar en las últimas tecnologías de identificación para dar soporte a los procesos logísticos. En ese sentido, la delegación alemana propuso a Siemens Business Services examinar el uso de la tecnología RFID y establecer una estrategia viable sobre la que apuntalar las pruebas apropiadas sobre el terreno y comprobar las ventajas que la RFID podía ofrecer.

Por admin