La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) adjudicó el proceso de licitación para la compra de lectores, antenas y tags RFID (identificación mediante radio frecuencia por sus siglas en inglés) a la empresa IATEC S.A. por 23,6 millones de bolivianos. Más abajo fragmentos del comunicado de prensa.

La propuesta ganadora contempla la entrega de 1773 antenas RFID, 616 lectores RFID y 1 millón de tags RFID (etiquetas autoadhesivas de identificación para colocar en los parabrisas de los vehículos) que se destinarán a la implementación del proyecto informático del Sistema Boliviano de Autoidentificación y Control de Combustibles (B-SISA). 
 
Tras haberse declarado desierta la primera convocatoria el pasado 7 de septiembre,  cinco proponentes se presentaron el 11 de octubre a la segunda convocatoria para suministrar equipamiento al programa de control en tiempo real de la comercialización de combustibles. La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) fijó el precio referencial en 28,97 millones de bolivianos, monto menor en 9,26 millones de bolivianos con relación a la primera licitación que estableció 38,23 millones bolivianos como referencia.
 
Las proponentes para la segunda convocatoria fueron: Quantum Proyectos con una propuestas de 25,1 millones de bolivianos, STS Sociedad de Telecomunicaciones y Servicios Bolivia con 28,9 millones de bolivianos, DATEC LTDA con 21,8 millones de bolivianos e Intensus Latinoamericana S.A. con con 27,9 millones de bolivianos.
 
La empresa ganadora del proceso licitatorio fue Importaciones y Asesoramiento Tecnológico (IATEC S.A.) con una oferta de 23,6 millones de bolivianos.
 
Según detallan los informes a los que tuvo acceso HidrocarburosBolivia.com, algunos aspectos técnicos, principalmente relacionados con las características de remoción y seguridad en los tags RFID (etiquetas autoadhesivas de identificación para colocar en los parabrisas de los vehículos) dejaron fuera de competencia a DATEC LTDA pese a que su propuesta tenía el menor precio de todas (Bs. 21,8 MM).
 
El B-Sisa utiliza la tecnología RFID (identificación mediante radio frecuencia por sus siglas en inglés) y mediante su aplicación interconectará a las estaciones de servicio que hay en todo el territorio nacional con una central de datos de la ANH.
 
Se prevé que la instalación de equipos RFID estará lista hasta fin de año y contará con antenas receptoras que identificarán al vehículo que carga combustible, el software leerá la información del tag pegado en el parabrisas de cada automotor y la transmitirá a un servidor central del ente regulador.
 
El artículo 49 de la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana “Para una vida segura” faculta a la Agencia Nacional de Hidrocarburos a implementar en las estaciones de servicio del país el B-Sisa para reforzar el sistema de control en la venta de carburantes en el país para evitar el contrabando.
 
El tag, de acuerdo a la Ley, será gratuito y de uso obligatorio en los automotores particulares, del servicio público, estatal, diplomático y para los que ingresen a territorio nacional. 
 

Por admin